Defendiendo Nuestro Patrimonio Histórico

En los últimos meses, una batalla de ideas ha tomado la palestra en Panamá en relación al Casco Viejo.

Por más de un año, el gobierno ha estado explorando opciones de conexión entre la ciudad de Panamá (ciudad moderna) con inversiones futuras privadas en Amador. Debido a que en el centro se encuentra esta preciosa ciudad de más de 300 años, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el método de conexión elegido fue un túnel que pasaría debajo de Calle 17, la cual se encuentra fuera del distrito histórico.

Sin embargo, luego de que fuera licitado el proyecto y adjudicado, el gobierno anunció que prefería hacer un relleno con una autopista alrededor del Casco Viejo. A pesar de que esta opción traería estacionamientos adicionales y probablemente en el corto plazo añada valor al bien raíz en la ciudad histórica, la comunidad ha levantado su voz porque el mismo pondría en riesgo la designación como Patrimonio de la Humanidad tanto para el Casco Viejo como para Panamá La Vieja, dos importantes ejes de la identidad panameña, sin mencionar que son dos de los tres sitios turísticos más visitados de la ciudad. El turismo es hoy en día, el ingreso más importante del país.

En los últimos dos meses, la batalla de las ideas de cómo conectar A con B se ha estado librando. En octubre del 2010, UNESCO declaró el relleno “inaceptable”. En julio del 2011, el gobierno de Panamá viajó a la 35ava reunión de Patrimonio Mundial UNESCO y se comprometió a detener el proyecto hasta que los estudios fuesen entregados a esta organización internacional y revisado por sus expertos. En casa, sin embargo, continúa su impulso hacia la carretera y otras opciones que ahora incluyen un puente marino, que igualmente afecta el entorno histórico.

La Sociedad Civil defendiendo al Patrimonio (que hoy día suma más de 15 organizaciones y más de 16,000 personas en su grupo Facebook, un número altamente inusual en Panamá para las causas) ha realizado propuestas que no afectan al Casco Viejo y al mismo tiempo ahorran fondos que pudieran invertirse en el urbanismo social de las áreas aledañas. La propuesta se basa en una conexión por la Avenida de los Mártires en la parte posterior.  En Diciembre del 2011 la UNESCO brindará su dictamen oficial en relación al proyecto.

Pero qué significa todo esto para quienes han invertido o desean invertir en el Casco Viejo? Como agentes de bienes raíces podemos decir que probablemente el relleno ayudará a incrementar el valor de la tierra a través de los estacionamientos que creará. Sin embargo, como parte de esta comunidad creemos firmemente que hay una ganancia más alta en el valor a largo plazo que provee la designación como Patrimonio de la Humanidad.

Nosotros no podemos decir a ciencia cierta qué pasará. No tenemos (aún!) una bola de cristal para saber de antemano cómo se resolverá este tema. Sin embargo, nuestra tendencia es mirar al Casco Viejo con un lente holístico y considerar nuestro negocio como uno con objetivos a largo plazo. Para nosotros (y probablemente suene extraño viniendo de un agente de bienes raíces) el tema no es el dinero. El tema central es la autenticidad del distrito histórico y el crecimiento sustentable, permanente, que conlleva un sitio Patrimonio de la Humanidad bien manejado. El Casco Viejo es el ejemplo perfecto de cómo se puede crear riqueza sustentable a través de la identidad, y por ende, estamos activamente comprometidos con el apoyo de opciones que logren mantener la designación patrimonial.

El frente nacional que se ha conformado para impulsar las opciones que no afecten al Patrimonio se han unido bajo el slogan: Orgullo Compa! Este tema es, efectivamente, un tema de orgullo e identidad panameña.

 

Comentarios cerrados.